04 diciembre 2006

Alex y la ruleta cósmica


los juegos del destino siempre me han gustado. no porque crea en que alguien haya escrito de antemano nuestro rol en el mundo - todo lo contrario: porque creo que todo es una absoluta ruleta de posibilidades infinitas.

en mi ilustración de arriba, dos personas que pudieron haberse conocido, están sentados a centímetros uno del otro y se irán cada uno hacia su propia vida sin haberse encontrado jamás.
uno más de esos trillones de encuentros y desencuentros fortuitos que conforman esta tómbola cósmica.

el arte de Alex Gross es increíble - extraño y hermoso. a mi me gusta.
técnicamente, sus obras pueden competir sin arrugarse con cualquier Botero o Freud y sus contenidos son mágicos - un surrealismo moderno y original.
abajo, uno de sus cuadros ... y buena semana a todos!

8 comentarios:

bai dijo...

je suis ici, mon cher ami.

Acojonantemente grosera y vulgar me muestro para expresar mi entusiasmo por ese dibujo tuyo y esa idea de no encontrarse porque uno mira a su periódico con ojos de pingüino en una pista de hielo y el otro perdió su mirada en la sabana mientras suena all was green de Tom en el ambiente de una taza de café humeante. Y no se conocerán. No.

Así fue. Et je suis là.

Baisers...

bai dijo...

¿O era All the word is green? Disculpa, Waits.

Si... Entonces ella sorbió su té y se perdió en el Amazonas.

Elisa de Cremona dijo...

sí, me gustó Alex Gross además eso de mirar la foto y la foto está en el cuadro.. doblemente (lo mirado y lo visto) mm no me acuerdo cómo se llama eso... pero debe ser barroco... como casi todo..jaja
Hablas del libre albedrío?? Yo a veces lo defiendo con pasión y furia, y otras relamente dudo de su existencia... es como la fe... en fin.. tema difícil.
Un beso

Cecilia dijo...

cuando miré tu ilustración me recordó a un cuadro que estaba colgado en el living de mis padres (una reproducción de Picasso) donde dos arlequines estan sentados juntos en una mesa de café, cada uno en su mundo, juntos pero ausentes, donde pareciera que el otro no existe a su lado. No sé porque lo recordé será porque siempre me llamó la atención sus caras de ausencias ante la presencia del otro.
Cuánta gente, aún compartiendo la misma mesa no llega a conocerse nunca no?.La ilustración tuya es fantástica!!

Lu*** dijo...

Muy interesante tu ilustración y tu reflexión. Me ha pasado alguna vez, lo de "la ruleta cósmica"; en el metro, cuando de repente intercambias una mirada con alguien y luego piensas: jamás le conoceré.

Genial Alex Gross, como tú dices: realmente mágico.

noemi dijo...

Dicen los budistas, que en nuestras múltiples reencarnaciones tarde o temprano nos conocemos todos...

Tomás Ives dijo...

es un deleite pasar por su blog, siempre... algo nuevo se aprende

Frank dijo...

bienvenida Bai - where are you, girl?
andas escuchando a Tom Waits? te gusta? lo vi en la tele hace unos días.

Elisa, creo que está muy bien que dudes, muchacha - no hay peor gente que esos que están seguros de todo.

Ceci, voy a buscar el cuadrito de Picasso - si me gusta, lo compro!

Lu*** - creo que realmente todo esto es un inmenso juego de dados - te toca lo te toca y no hay nada detrás - no planes ni esquemas...

Noemí, los budistas me caen super bien, sinceramente creo que es la religión más abierta e inteligente... pero esto del alma y las reencarnaciones... tú sabes que soy super ultra escéptico... sólo creo en Súperman!

gracias, Tomás, honrado pues.

gracias amigos, por la visita y las palabras - es rico conversar... en castellano!!!