28 noviembre 2008

El demonio en Bombay, Twitter y medios informativos


Rivka y Gavriel Holtzberg, asesinados en el ataque
al Centro judío Jabad, en Bombay. Dejan un hijo de dos años.

Mientras tecleo estas líneas aún se combate en Bombay. El ataque terrorista del miércoles ha dejado 143 muertos, más de 300 heridos, destrucción y dolor.
No sólo en la India, sino también casi en el mundo entero. Hay víctimas de varias nacionalidades: ingleses, norteamericanos, canadienses, israelíes, alemanes, japoneses y por supuesto hindúes, la mayoría hindúes.
Por lo que se sabe los terroristas son principalmente pakistaníes, entre ellos dos británicos nacidos en Pakistán.

Durante dos días todo el mundo informó, escribió y leyó sobre el atentado en Bombay. La internet se sumó logicamente al carro. Twitter arrasó con los blogs y Flickr. Twitter fue la herramienta que transmitió, rápido, al segundo lo que "estaba ocurriendo".

Y mientras yo seguía las noticias en internet - también en Twitter - pude comprobar algo. Twitter es rápido, pero no fiable. No estás informado a través de Twitter. La cantidad de información incorrecta, basada en rumores, en el "dicen...", en el "escuché que...", es tan grande - que es imposible informarse de verdad en Twitter.

A no ser que tengas un excelente filtro para saber a quién leerle los twitts. Pero cuando se trata de una noticia de nivel mundial, simplemente no sabes a quién leerle los twitts. Leí miles, gran parte de ellos escritos en la India misma, incluso en Bombay mismo. La mayoría de ellos errados.
Al final, si quieres verificar algo, tienes que regresar a los medios informativos clásicos: las cadenas informativas, sus diarios o sus radios.

Y esos medios informativos no son todos iguales llegado el momento.
Las diferencias en calidad son enormes. Desde sitios informativos pésimos, lentos, muertos e increiblemente fuera de la realidad, como EMOL o La Nación (de Chile), hasta otros que abren un ojo durante la siesta, más o menos captan lo que está ocurriendo, como La Tercera, ponen una nota sobre el atentado (al lado de una sobre Paris Hilton) y vuelven a dormirse.

Durante los dos días del ataque terrorista a Bombay, cuando los ojos del mundo entero enfocaban la India, los tres principales periódicos chilenos exhibieron total incapacidad informativa, insensibilidad, desorientación mediática y un mutismo propio imperdonables. A lo más, aquí y allá, poco y casi nada, hicieron Copy y Paste de alguna agencia informativa extranjera.
Puedo asegurar algo: si quiere estar desinformado, lea la prensa chilena.

Pero no todo son palos, hay que nombrar a los que lo hacen bien. A los que informan rápido, creíble, confirmado, a los que están al pie del cañón haciendo su profesión: la cadena británica Sky News, por ejemplo. Muy bien.
También la CNN International, que informó en conjunto con IBN India. Aplausos.
El New York Times y el Times de Londres, lentos pero creíbles.
Los periódicos españoles El Mundo y La Vanguardia. Actualizando a la hora, siempre noticias frescas y con aportes de especialistas propios. Muy bien.

Ya duchos sobre estas cosas, los periódicos israelíes YNet News y Haaretz, informan sólo sobre hechos confirmados. Y en la misma línea, Times Of India estuvo siempre con el pulso en la noticia, informando lo que se sabe y diciendo que lo especulativo es especulativo.

Listo, yo cumplo con mi parte, que es decir lo que vi y lo que pienso. Y se también que a la gran mayoría de la gente le interesa un pepino estar informado con veracidad - es más interesante estar, meter la cuchara cuando todos la meten... ¿cierto, no cierto? - who cares!

Y termino esto en estilo Twitter - y me disculpo con los inventores del sistema, ya que el sistema no es malo: el sistema va a ser como son sus usuarios: "wow, qué cantidad de muertos en Bombay! ¿vas a ir a la fiesta a la noche?".

Blogalaxia Tags:

2 comentarios:

cvillouta dijo...

Efectivamente, los medios de comunicación chilenos realmente pareciera que viven en otro planeta ....

Un atentado terrorista de los grandes, con ramificaciones internacionales muy delicadas, como lo sería si los terroristas son pakistanies, o si efectivamente tienen conexiones con Inglaterra y los atentados de julio del 2005 en Londres.

Pero bueno, en Chile sólo se preocupan de traducir las noticias de la farándula y todavía algunos creen que la crisis económica mundial es algo "inexistente" pues casi ni está en los diarios ...

Esta fue una muy mala semana para el mundo.

Roberto dijo...

Muy bueno tu informe. Lo de los diarios chilenos no me extraña, así como de los argentinos. Les cuesta entender que lo que pasa allá lejos nos afecta.
Al menos el canal público aquí tiene un programa los sábados dedicado al análisis de política internacional que se ocupó de dar un panorama de los conflictos regionales y destacaron los internos de la India con su población musulmana, que el gobierno intenta acallar. Ya veremos si eran sólo extranjeros.

Yo no me he plegado a Twiter (ni a la moda de las redes sociales) pero lo que dijiste me hizo recordar los postulados de Baudrillard sobre la "muerte" de la realidad ante el simulacro generalizado. ¿Y si los propios atacantes hubieran utilizado la red del gran hotel para difundir información falsa?
Un abrazo.