17 noviembre 2008

Freaks, una película inquietante

He visto: FREAKS, una película estadounidense del 1932, basada en un cuento de Todd Robbins, adaptada y dirigida por Tod Browning.

Calificada en su tiempo como 'de horror', la cinta provocó fuertes reacciones a su estreno, que son explicadas - creo yo - por las complejidades éticas de la obra.
Las críticas fueron tan duras que la Metro debió extirpar cerca de media hora, dejándola finalmente en la versión que hoy se encuentra (66 min.)
Prohibida en Inglaterra hasta principios de los '70s - finalmente en los '80s la película fue restaurada, reconocida como una importante y original obra de arte y en 1994 incluida en el Registro Fílmico Nacional de los EEUU.

Argumento: un grupo de seres calificados como "errores de la Naturaleza" son exhibidos para atracción en un circo ambulante. Entre ellos hay enanos, mujeres barbudas, esqueletos andantes, seres híbridos mitad hombre mitad mujer, gemelas unidas por la espalda, etc - una docena de personajes deformes que conviven, pero que a la vez son repudiados y abusados por el resto de la comunidad cirsense.

Hans, un caballeroso enano, se enamora de Cleopatra, la bella trapecista del circo, una mujer de tamaño normal y mientras se hacen las preparaciones para el matrimonio, al espectador le queda en claro que la fealdad externa puede ser portadora de bondad y humanidad, mientras que la hermosura física puede contener maldad y bajeza.

Se llega al clímax durante la fiesta de bodas y en las escenas siguientes hasta el final, se desarrolla la terrible venganza de esa oscura hermandad existente entre seres rechazados. Aún hoy el final tiene su impacto. Por lo que se sabe de las escenas eliminadas, la película original era realmente violenta.

En fin, un filme interesante por derecho propio, más aún pensando en los tiempos en que fué hecha.

Puntaje: 8.5 de 10

(Película semejante)

Blogalaxia Tags:

2 comentarios:

Roberto dijo...

Buena observación de esta impresionante película, Frank. Yo la ví hace unos 15 años por primera vez y cada tanto se repite en un espacio dedicado al cine antiguo de la TV pública argentina.
Da para reflexionar largamente sobre la humanidad, ya que ese tipo de atracciones eran moneda corriente antes de la moralidad más reciente (no hace tanto las leyes de Nuremberg fueron consideradas asuntos internos de Alemania).
Hasta hace poco era común en la India comprar niños para mutilarlos y recolectar limosnas, tal como en la novela "El hombre que ríe" de Víctor Hugo.
Un abrazo.

frank h. dijo...

yo no la había visto - me gustó.