07 diciembre 2009

Víctor Jara, una perspectiva universal

Víctor Jara ha estado en las noticias de todo el mundo en los últimos días. Su sepultura definitiva, acompañado de autoridades chilenas, familiares y parte del público, llevaron este horroroso caso de tortura y asesinato nuevamente a las portadas.

El caso de Víctor Jara se ha convertido en símbolo de la oposición al golpe de Estado dado por los militares chilenos en 1973 contra el presidente Salvador Allende.
Aún así, creo que enmarcar la muerte de Víctor Jara sólo dentro de esos parámetros es perder la real perspectiva de este horroroso caso.
¿Despojar a Víctor y a sus asesinos de sus identidades y circunstancias? En absoluto: Víctor fue un artista, un convencido comunista que cayó bajo la brutalidad de un grupo de militares en Chile. Esos detalles son innegables y deben ser recordados.

Sin embargo, opino que la tragedia de Víctor no debe ser particular de alguien, de un partido político, ni siquiera de una nación. Debe ser un hito universal del abuso, la injusticia y la impunidad que acompañan a una tiranía. Y un recordatorio de que ese infierno aún es vivido a diario en demasiadas partes del planeta.

Víctor Jara fue víctima de los horrores que el hombre puede infringir sobre otros hombres cuando se pierde la democracia en una sociedad. Yo veo su historia, como la de muchos otros, como un llamado a creer, vivir y defender la democracia. Para que nos preocupemos por mejorarla y para que sepamos que es un valor no garantizado, que se puede perder.

Víctor se enfrentó a la bestialidad de una dictadura fascista. Eso lo hermana con otras tantas víctimas de otras tantas tiranías que de igual manera abusan de sus pueblos: porque Pinochet no fue el primer tirano de la Historia, ni el último. La lista es larga y las víctimas son muchas.
Hay que estar contra las tiranías. Punto. Sin fabricar excusas para ninguna. No se puede ser demócrata a medias.

La democracia existe, con ciertos grados de diferencia, para una mínima proporción de la Humanidad. Es frágil y enfrenta enemigos poderosos: la muerta dictadura de Pinochet, la de Kim Jong Il en Corea del Norte, la de los hermanos Castro en Cuba, la de los Ayatolas en Irán, las dictaduras económicas que los neo-liberales impusieron sobre tantos países (ahora último, sobre el mismo EEUU), esa tiranía religiosa que los talibán intentan reimponer en Afaganistán, y tantos otros.
Creo que esto de Víctor Jara nos recuerda que la democracia no cae del cielo: se construye y se defiende.

4 comentarios:

Damián dijo...

Un ejemplo del concepto que tenia este “artista” acerca del “derecho a vivir en paz” (de los otros, claro):

“Usted debe responder
Señor Pérez Zujovic,
por qué al pueblo indefenso
contestaron con fusil.
Señor Pérez, su conciencia
la enterró en un ataúd
y no limpiarán sus manos
toda la lluvia del sur.”

no es necesario ser muy astuto para leer entre líneas el llamado de Jara a cobrar venganza en su canción”Preguntas por Puerto Montt”.
No tapemos el sol con un dedo.
Victor Jara compartía la ideología que llamaba, a fines de los 60, a obtener el poder para el socialismo a través de la via armada, eliminando violentamente a la burguesia y a las Fuerzas Armadas.
Una muerte trágica no hace a un gran hombre.
Victor Jara era un odioso resentido social que cosechó el odio que sembró. Lástima por su alma .

Frank H. dijo...

bueno, Damián, gracias por el comentario.
me hizo reir ese final tan cristiano: preocupado por el alma de Víctor Jara después que lo hicieron papilla.
bien típico.
¿y el alma de los que lo hicieron papilla?

nos vemos!

Anónimo dijo...

¿Hay que estar contra las tiranías. Punto. Sin fabricar excusas para ninguna. No se puede ser demócrata a medias?

Contra todas las tiranias, incluso contra la peor y mas siniestra de de todas: aquella de los banqueros judios de Bilderberg, que pretende crear el Nuevo Orden Mundial, destruir las religiones (en particular de la Cristo) y someter a los "goim" como esclavos en todo el mundo?

Frank H. dijo...

Anónimo,
(¿no es raro que todos mis críticos más ácidos no se atrevan a poner sus verdaderos nombres?)

hay que estar en contra de las dictaduras... y del racismo.

en todo caso, bueno el chiste!

nos vemos...