30 julio 2010

Nosotros, como todos los seres vivos, hablamos sin hablar

Hace bastante tiempo que los biólogos vienen encontrando, estudiando y describiendo las llamadas "señales sociales" en los animales. Y en nosotros, que también lo somos.
Una señal social es algo que un individuo porta, lleva y exhibe al mundo y que entrega a los demás individuos a su alrededor información exacta acerca de él mismo.

Una señal social en humanos entrega información rápida y exacta acerca del rango económico, cultural, político del que la porta. Incluso entrega información subconsciente acerca de su estado de salud, estado físico, costumbres y estilo de vida.

En los seres humanos, una de las señales sociales más importantes está en el cabello. La calidad del cabello ha evolucionado por millones de años para entregar una señal clave de nuestra salud, status social y estado anímico.

Hay también señales sociales que nos ponemos encima para mostrar al mundo nuestro grado de envolvimiento político y nuestra posición política general.
En los '80s, el uso de un terno elegante, cabello corto y cuidadosamente peinado en un hombre joven era señal de "chicago boy": de derecha, conservador, metido en los juegos de la Bolsa, bancario, ejecutivo trepador, alguien que hablaba de mercado libre, globalización y beneficios comparativos.

Por otro lado, el uso de pantalones camuflados, boina, pelo largo y descuidado era signo inequívoco de alguien de izquierda, en onda "revolucionaria", fan de Castro y el Ché y que hablaba del 'sistema explotador', que leía a Neruda y era 'anti-imperialista'.

No se necesitaba cruzar palabra alguna con uno de estos portadores de señales sociales para saber de antemano cuál era su cuento. Claro, hay señales sociales más ambiguas, pero que también te entregan información: los vestidos de manera deportiva, son en verdad, menos politizados, más preocupados de la pinta, de la salud y el estado físico, se sienten incómodos con el tema político.

Nadie está libre de esta ley biológica, todos exhibimos señales sociales que le dicen al mundo quiénes somos. Y son bastante veraces: podemos mentir, usar disfraces sólo por tiempo muy limitado - el quienes somos de verdad siempre saldrá a la vista después de unas horas o días y se quedará ahí.
Mientras más libre y democrática sea una sociedad las señales sociales serán más diversas, presentando mezclas, mutaciones y cross-over cultural.

6 comentarios:

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Cuando estaba en la universidad, el estereotipo izquierdoso abundaba por todas partes. Bastaba con que no usaras la polera del Che o una mochila en vez de morral para mirarte como bicho raro.

Me pregunto qué se podrá deducir de cómo luzco. Aparte de que me gusta mucho comer ^_^

Frank H. dijo...

hay señales conscientes, que adoptamos para sentirnos pertenecientes a un grupo, para identificarnos, para exponer de manera visual nuestras tendencias y gustos.
más interesantes son esas señales más subconscientes, más instintivas: cómo caminamos, la altura de nuestra vista, la fuerza (o debilidad) de la voz, los colores a que tendemos (con los que nos sentimos bien), no sólo qué música escuchamos, sino a qué volúmen lo hacemos...

interesante - saludos!

malaimagen dijo...

me pareció muy interesante su texto caballero!!! me alegra haber dado pie a él.

mis saludos! te seguiré leyendo.

Frank H. dijo...

gracias Malaimagen,
aqui toco temas más o menos personales, pero me doy libertad para opinar practicamente sobre todo.

nos vemos!

Juan dijo...

Buen tema Frank.

En la u y en los jóvenes pasa mucho esto. Una vez caminaba en la mañana con una compañera y hablábamos de lo iguales que se visten ciertos tipos de personas, como si para ser de esa clase era un requisito fundamental vestirte así. Nos preguntabamos mucho sobre eso y nunca llegamos a una conclusión, pero lo que conseguimos es que puedes saber inmediatamente que tipo de persona es al ver su apariencia y decidimos hacer una prueba: Vimos a un tipo de morral, ropa de lana y con barba, le reguntamos que carrera estudiaba y nos dijo Castellano. Al rato después vimos al mismo tipo con sus amigos que se veían igual a él.
Creo que si tus gustos e inquietudes se satisfacen en algún grupo social tratarás de vestirte como ese grupo lo hace como un sentido natural de pertenencia.
Por mi parte puedo decir que he pasado por algunas etapas, en cada una de ellas con una vestimenta diferente (Ahora soy del tipo deportivo atlético).
Con cual grupo te defines tu Frank.

Frank H. dijo...

yo soy del grupo jeans, camisa manga corta afuera del pantalón, zapatos deportivos, mocasines, cierta tendencia a colores pastel.
si llevo algo en las manos, generalmente es un cuaderno para dibujar, en el bolsillo de la camisa un lapiz BIC negro.
reloj taiwanés de 10 dolares, cuando se echan a perder, lo boto y compro otro de 10 dolares.
uso el celular mas antiguo del mundo: aun recibe y envia llamados lo mas bien.

simpleza y cero lujos. absoluta independencia respecto a modas. no se a qué grupo pertenece eso :-)

saludos, my friend!