04 enero 2012

Las acusaciones de Hugo Chávez

Hace unos días el presidente de Venezuela Hugo Chávez publicamente acusó, sugirió, ‘pensó en voz alta’ – según él – que el cáncer que padece se lo habría provocado los EEUU.
La pachotada dió la vuelta al mundo y mientras la gente normal y medianamente instruída se reía y movía la cabeza ante una nueva demostración de las deficiencias intelectuales y morales de Chávez, de seguro sirvió también para enardecer más el odio antiamericano en sus huestes latinoamericanas y  en otras más lejanas que pululan en Medio Oriente... (Ayatolas, Ajmadineyads, Asads, Hamáses o Hezbolláes...)

Dejando de lado las paranoias de Chávez - ¿se puede inducir cáncer en alguien? – revisando las posibilidades parece menos que improbable.
Se tendría que someter a una persona a largos tratamientos de radiación UV para quizás inducirle CA dérmico. Tal vez podría causar CA pulmonar a alguien obligándolo a fumar unos cien cigarrillos diarios.

Brian Palmer de la revista Slate ha hecho una interesante revisión sobre las posibilidades de que se pueda provocar CA en una persona específica.
Un aparato que emita altas radiaciones es posible que cause CA en alguien, para eso debe implantárselo en el cuerpo, mantenerse allí por meses, sino años, y esto debe hacerse durante una operación o con una sonda, pues estos aparatos son bastante grandes. Si la persona desarrolla CA, comenzaría por sentirse mal y simples rayos X descubrirían la fuente de radiación.

Se puede alimentar a alguien con altísimos niveles de aflatoxina, durante tiempo, para – quizás – causarle CA hepático. O inyectarle Helicobacter pylori, microbio que se relaciona con CA estomacal. O inyectarle virus de papiloma, que en humanos causan CA cervical y anal.
Pero tales tratamientos tardarían años en causar CA y la probabilidad es bien baja. En regiones con alta exposición a aflatoxina, como China y partes del África, enferma de CA menos de 1 persona en mil.

Las inyecciones de células cancerosas en un individuo sano jamás – experimentos en ratones y conejos – han producido CA. Solamente lo hacen si antes el animal ha sido manipulado genéticamente y es proactivo en el desarrollo de tumores.
En suma, si Ud, quiere acabar con alguien no planée hacerlo produciéndole CA. Es caro, largo, difícil e inseguro.

Sobre las acusaciones de Chávez, bueno, ya sabemos... después de la tragedia de Haití no se demoró nada en acusar a los EEUU de ‘causar el terremoto’. Y en este tipo de cosas, siempre habrá gente dispuesta a creer, incluso si la acusación viene acompañada de cero evidencias.

2 comentarios:

Marta Salazar dijo...

muy interesante;) gracias:)
todos nos reímos de los dichos de Chávez; pero no se me había ocurrido pensar si realmente se podría "inducir" el cáncer, provocarlo en alguién. Gracias por aclararlo:)

Frank H. dijo...

:-) gracias Marta.
en realidad yo sólo traducí partes del artíc. de Palmer.
nos leemos...