07 diciembre 2012

Jánuca y Navidad, relación histórica


Este año 2012, mañana sábado 8 de diciembre al atardecer se enciende la primera vela de la fiesta judía de Jánuca.
Serán ocho en total, agregándose una nueva cada atardecer. Una fiesta que no es muy conocida en Latinoamérica, pero sí en Norteamérica (EEUU, Canadá), en algunas partes de Europa y, por supuesto, en Israel donde es fiesta nacional.
Personas no muy cercanas a la cultura y tradiciones judías siempre me preguntan qué es Jánuca y por qué siempre cae en fechas cercanas a la Navidad. Bueno, aquí trataré de aclarar eso de manera lo más somera posible.
La historia que recuerda Jánuca es bastante parecida a otras historias de otras religiones. Se mezclan en ella los hechos, los mitos, la leyenda – todo en un marco de heroismo y con mensaje educativo. Y ésta no lo ha hecho mal, ya que viene celebrándose por casi dos mil doscientos años.

Por ahí por el 200 AC el imperio capo en el mundo era Grecia. Y los griegos habían conquistado gran parte del Medio Oriente, incluyendo al Reino de Israel. Pero los griegos eran medio jodidos con los pueblos conquistados y obligaban a éstos a adorar a los dioses helénicos. Se metieron entonces al Templo de Jerusalén, sacaron los símbolos judíos y pusieron una docena de estatuas e imágenes griegas.
Esto cayó super mal a los judíos, hasta que el año 164 AC éstos se rebelaron liderados por una familia, los Macabeos – los judíos les sacaron la ñoña a los griegos y los echaron del Templo y de Jerusalén y lo primero que hicieron fué limpieza total con las estatuas y las imagines griegas, restauraron el Arca de la Alianza y quisieron prender la llamita siempre encendida en las sinagogas, pero, mala suerte, hallaron aceite sólo para un día.
Okey, la encendieron de todas maneras (y aquí viene lo bueno), la llamita estuvo encendida por ocho días – Milagro! dijeron todos y desde esa misma tarde se celebra Janucá durante ocho tardes.
Es una fiesta bastante importante y por muchos siglos los judíos se tomaban feriado la semanita entera! (lo que lamentablemente no sucede ahora).

Y ustedes se preguntarán - ¿Por qué Jánuca y la Navidad caen siempre más o menos juntas? – Muy fácil, pues niños, si han tomado atención al cuento contado.

Doscientos años después de esto, era Roma la potencia campeona y como tal tenía conquistado a medio mundo, incluyendo el Reino de Israel también.
Llegado un momento a los romanos les entraron ganas de contar gente y decidieron hacer un censo. Les ordenaron a todos los habitantes de Israel ir a empadronarse a Jerusalén, que era por supuesto, la capital (al igual que hoy). Pero los judíos se pusieron alegadores diciendo que “no tenían tiempo”. Entonces los romanos, que tontos no eran, les dijeron: “Pues háganlo en Jánuca, que tienen ocho días libres” y los jodieron.
Por éso llegan a Jerusalén, José y María (embarazada y a punto) desde Nazaret, y no encuentran lugar allí pues había venido toda la chusma de todas partes y se deben quedar en Beit-Léjem (Belén) a los pies de la capital. O sea, Jesús nace en plena fiesta de Jánuca en realidad.

Pero como ambos calendarios, el gregoriano (usado hoy por casi todo el mundo) y el judío son diferentes, las fechas van desplazándose año a año, pero siempre son cercanas.
Y aquí acaba esta clasecita - Bostezo … a quién le interesa la Historia, no?

No hay comentarios.: